17 enero 2012

¿Las tarjetas con chip son más seguras frente a uso fraudulento?

Hace unos días leí en la prensa que, según un estudio del proveedor de tecnología FICO, el número de tarjetas de crédito falsificadas se ha reducido un 60 por ciento entre marzo de 2009 y marzo de 2011 gracias a las tecnologías de chip y de número secreto implantadas en Europa.

El informe, elaborado tras analizar las transacciones llevadas a cabo con 55 millones de tarjetas de crédito, pone de manifiesto que el fraude en transacciones en las que no es necesaria la presencia física de la tarjeta (fundamentalmente comercio electrónico) representa el 69 por ciento del total y el 72 por ciento de las pérdidas globales. 

A pesar de estos datos, hay que recordar que las posibilidades de fraude siguen existiendo y no hay que confiarse.

Nuestras tarjetas de crédito siguen manteniendo la banda magnética, con el objeto de que puedan seguir utilizándose en cualquier país del mundo, ya que en muchos de ellos todavía no se ha implantado el chip.
Esto obliga no solo a que las tarjetas mantengan la banda magnética, sino que además los lectores de tarjetas deberán seguir manteniendo la posibilidad de leer las actuales bandas magnéticas, por lo que nuestras tarjetas siguen soportando el riesgo de copiado de la banda y la duplicación de la misma.

0 Comentarios:

Publicar un comentario