09 enero 2012

Los comerciantes no quieren pagar comisiones por las tarjetas de crédito

Acabo de leer en la prensa que, aprovechando el anuncio del Gobierno de su voluntad de limitar el pago con dinero en efectivo en compras superiores a los mil euros, la Confederación de Comercio Especializado de la Comunidad de Madrid (COCEM) pide al Gobierno que las entidades financieras eliminen las comisiones cuando se cobra con tarjeta. 

El presidente de COCEM, Hilario Alfaro, se justifica diciendo que «con esta medida los comercios van a verse perjudicados porque tendrán la obligación de pagar a las entidades financieras un porcentaje de sus ventas»

Además este señor dice que «es injusto que seamos los comerciantes quienes asumamos este gasto en beneficio de los bancos, en un momento en el que el sector del comercio está sobreviviendo con grandes esfuerzos».
Aquí tenéis en enlace a la noticia
¿Quién va a pagar entonces?
El beneficio que obtienen los bancos por las tarjetas de crédito proviene de dos fuentes:
  • las cuotas de emisión y reembolso que cobran a sus clientes
  • y las comisiones que cobran a los comercios
Como ya sabemos todos, los bancos no van a perder dinero, por lo que si dejan de cobrar a los comerciantes, su única fuente de ingresos serían las comisiones que cobran a los usuarios que, evidentemente, subirían, por lo que finalmente seríamos los usuarios los que acabaríamos pagando más por usar las tarjetas de crédito.

Los comerciantes también se benefician del pago con tarjeta. 
Es cierto que los comerciantes pagan un porcentaje a los bancos por las compras pagadas con tarjeta. Hace algunos años estas comsiones podían llegar a ser verdaderamente abusivas, sobre todo para los pequeños comercios, pero en estos momentos no llegan ni al 0,8% del importe de la compra.

Además con el pago con tarjeta de crédito también obtienen ventajas, como puede ser el aumento de la seguridad del comerciante, que no tiene necesidad de disponer de grandes cantidades de dinero en efectivo en su negocio o el ahorro en costes de gestión del dinero.

Si un comerciante cobrara solo en efectivo, aumentarían sus costes de gestión. En el caso de comercios grandes deberían contratar una empresa de seguridad para el trasporte de dinero y los pequeños comercios deberán acudir con frecuencia al banco a ingresar los importes de la caja, asumiendo además un mayor riesgo de robo o atraco. 

Todo ello sin tener en cuenta que, el uso de tarjetas favorece el consumo, al poder comprar sin dinero y a crédito, lo que aumenta su cifra de ventas.

Por tanto, antes de realizar peticiones absurdas, deberían pensar un poco las consecuencias de las mismas.

0 Comentarios:

Publicar un comentario